TVN Panamá, Blogs de Nuestros Periodistas

Subscribete

La Bitácora -Viernes 11 de mayo de 2012

Mayo 11th, 2012 en Dr. Ebrahim Asvat por Dr. Ebrahim Asvat

Libros que esperan su turno

Estoy terminando de leer,  la novela “La Náusea” de Jean Paul Sastre.  Al abordar la novela, noto que permaneció más de 38 años esperando su turno en los anaqueles de mi biblioteca.

Esta edición tiene su historia.   Ya no tanto por su contenido, sino por la forma como la adquirí.  Es decir, el propio volumen hizo su historia y en alguna forma apegada a mí.

La novelita la adquirí en al año 1974.  Era nuestro verano del ´74 y mi padre me costeó un viaje a Costa Rica. Quedé en casa de unos viejos amigos de la familia que residen en San José.

En ese entonces, la ciudad era un campo de cafetales y el centro neurálgico era la Avenida Central y la Avenida Segunda.  Librería Lehmann y Librería Universal eran las dos tiendas de departamentos con una extensión dedicada a todo tipo de libros.   San José siempre tuvo mejores librerías que Panamá.

Y en esa Librería Universal fue donde adquirí la novela de Sartre.  En esos años  de mi juventud, tenía la costumbre por hacer recortes de periódicos sobre temas de mi interés.

Y si la nota periodística se refería a algún tema o autor del cual tenía algún libro, lo adjuntaba al mismo.     En esta edición de la novela, le incorporé una entrevista a Sartre de Francis Jeanson, que publicó la Estrella de Panamá el domingo 22 de diciembre de 1974 en su página 38.

Estos eran los tiempos donde no existía la Internet y todo  lo que caía en las manos se guardaba como material de referencia.

Pero, leer esta novela de Sartre, después de 38 años de haber adquirido la obra, fue una larga espera para el libro.

Y tuvo suerte porque había adquirido una edición impresa titulada Ensayos Críticos de Jean Paul Sartre,  con una encuadernación singular y muy fina.

Recordé que había leído el prólogo que Sartre escribió en la obra de Franz Fanon, “Los Condenados de la Tierra”, donde recoge la esencia del espíritu revolucionario en su máxima expresión.   Uno de los mejores prólogos a una obra que he leído.

Le quería meter la mano a los ensayos críticos y  pensé: ¿Qué hago dándole preferencia a este texto si tengo una novelita por allí que nunca he leído?   Y así fue como le tocó su turno.

No me pareció muy interesante la narración de la vida de Antoine Roquentin, recogida como un diario, para esbozar las ideas del existencialismo.

Como valor literario, creo que “Memorias del Subsuelo” de Fyodor Dostoyevsky o “Bartleby, el Escribiente” de Herman Melville, la sobrepasa.  Pero, eso ya es harina de otro costal.

Quizás fue un error darle preferencia a la novela de Sartre, porque me han llegado dos nuevos libros que muero por devorarlos.   “Less than Nothing: Hegel and the Shadow of Dialectical Materialism” de Slavoj Zizek y “The Fear of Insignificance: Searching for meaning in the twenty first century”, de Carlo Strenger.

Hojeando el primero, el prefacio empieza haciendo una distinción entre idiota, imbécil y morón señalando que es preferible ser imbécil por ser  una condición intermedia entre idiota y morón.  Muero por empezar.

Por: Dr. Ebrahim Asvat

Author: Dr. Ebrahim Asvat

Te gusto este blog. Compartelo usando tu red social favorita...

Compartelo en Facebook Compartelo en Twitter

2 Comments

Godot

Mayo 11th, 2012

Qué mala noticia saber que la Librería Universal se ha convertido en otra tienda más de chucherías. Aquí, me duele el alma cada vez que paso por Argosy.

Lo de Sartre, no tengo que explicarle que usar la novela, el cuento y el teatro para adelantar ideas filosóficas ha sido uno de los aportes más reconocidos a Sartre. Para el existencialismo de Sartre El Ser y La Nada no es tan oscuro como parece, y el resumen de la conferencia El Existencialismo es Humanismo se lee más fluidamente que La Náusea. Me alegra sobremanera saber que hay alguien leyendo La Náusea. Gracias por la buena, y mala, noticia.

Maria Elena Espino de Tanvir

Mayo 12th, 2012

Señor profesor Asvat nunca olvidaré cuando en alguna epoca pasada en uno de los pasillos de la USMA me comentó la importancia de leer toda clase de artículos. Hoy decidi comentar al respecto que segui sus consejos y luego de algunos años conoci un excelente ciudadano pakistani y me convertí en su esposa gracias a haber seguido sus consejos de incrementar a traves de la lectura otras culturas, aunque debo aceptar que aun me falta bastante camino por recorrer. Gracias profesor Asvat, siempre sere su eterna admiradora y es por ello que leo a diario sus bitacoras.

Comenta este Blog

Blogs Relacionados

Mira algunos articulos que te pueden gustar